Remedios caseros para l’artritis y dolor articulaciones

©canva

1. Compresas frías o calientes

Las compresas frías o calientes pueden ayudar a aliviar el dolor en las articulaciones, dependiendo de la causa del dolor. Aquí te explicamos cómo hacer y usar cada una:

Compresas frías

Ingredientes:

  • hielo picado o bolsas de gel frío, toalla o paño.

Cómo usarlo:

  • coloca el hielo picado o la bolsa de gel frío en una toalla o paño y aplícalo sobre la articulación dolorida durante 15-20 minutos. Repite cada 2-3 horas según sea necesario. Es importante no aplicar la compresa fría directamente sobre la piel para evitar quemaduras.

Compresas calientes:

Ingredientes:

  • agua caliente, toalla o paño.

Cómo usarlo:

  • sumerge una toalla o paño en agua caliente y escúrrela para que no esté demasiado húmeda. Aplícala sobre la articulación dolorida durante 15-20 minutos. Repite cada 2-3 horas según sea necesario. Si la articulación está inflamada, evita aplicar calor ya que puede empeorar la inflamación.

Es importante tener en cuenta que estas compresas no tratan la causa subyacente del dolor en las articulaciones y solo proporcionan alivio temporal. Si el dolor persiste, consulta con un médico.

©canva

2. Cúrcuma

La cúrcuma es una especia conocida por sus propiedades antiinflamatorias y antioxidantes, por lo que puede ser útil para aliviar el dolor en las articulaciones, especialmente en casos de artritis. Aquí te dejamos una receta sencilla para preparar cúrcuma y aliviar el dolor:

Ingredientes:

  • 1 cucharadita de cúrcuma en polvo
  • 1 taza de agua
  • Miel (opcional)

Cómo usarlo:

  1. Hierve una taza de agua en una olla pequeña.
  2. Agrega la cucharadita de cúrcuma en polvo al agua hirviendo y revuelve bien.
  3. Reduce el fuego y deja que la mezcla se cocine a fuego lento durante 5 minutos.
  4. Si lo deseas, puedes agregar un poco de miel al té de cúrcuma para endulzarlo.
  5. Sirve el té caliente.

Se recomienda beber este té de cúrcuma dos veces al día para obtener mejores resultados en el alivio del dolor en las articulaciones. Además, también puedes agregar cúrcuma a tus comidas para obtener sus beneficios antiinflamatorios y antioxidantes.

©canva

3. Aceite de pescado

El aceite de pescado es una fuente de ácidos grasos omega-3, que pueden ayudar a reducir la inflamación y el dolor en las articulaciones. Aquí te dejo los ingredientes y cómo usarlo:

Ingredientes:

  • Aceite de pescado en cápsulas o líquido
  • Agua

Cómo usarlo:

  1. Toma una o dos cápsulas de aceite de pescado al día, según las instrucciones del fabricante.
  2. Si tienes aceite de pescado líquido, agrega una cucharada a un vaso de agua y bébelo.
  3. Repite diariamente durante varias semanas para obtener mejores resultados.

Es importante que hables con tu médico antes de tomar suplementos de aceite de pescado, ya que pueden interactuar con algunos medicamentos o no ser recomendados en ciertas condiciones de salud.

©canva

4. Jengibre

El jengibre es un remedio natural que puede ayudar a aliviar el dolor de la artritis y de las articulaciones. Contiene compuestos antiinflamatorios que pueden reducir la inflamación y el dolor en el cuerpo. Aquí te dejo una receta para preparar una infusión de jengibre:

Ingredientes:

  • 1 trozo de raíz de jengibre fresco
  • 2 tazas de agua
  • Miel al gusto (opcional)

Cómo usarlo:

  1. Lava y pela el trozo de jengibre fresco y córtalo en rodajas finas.
  2. Hierve el agua en una olla y agrega las rodajas de jengibre.
  3. Reduce el fuego y deja que la infusión se cocine a fuego lento durante 10-15 minutos.
  4. Cuela la infusión en una taza y agrega miel al gusto si lo deseas.
  5. Bebe la infusión de jengibre 2-3 veces al día para obtener mejores resultados.

También puedes aplicar aceite esencial de jengibre diluido en aceite portador (como el aceite de coco) directamente en la zona afectada para aliviar el dolor y la inflamación. Recuerda siempre realizar una pequeña prueba de sensibilidad en la piel antes de usar cualquier remedio.

©canva

5. Vinagre de sidra de manzana

El vinagre de sidra de manzana se ha utilizado tradicionalmente como remedio casero para aliviar el dolor articular debido a sus propiedades antiinflamatorias. Aquí te muestro cómo puedes usarlo:

Ingredientes:

  • 1-2 cucharadas de vinagre de sidra de manzana
  • 1 taza de agua tibia
  • Miel al gusto (opcional)

Cómo usarlo:

  1. Agrega 1-2 cucharadas de vinagre de sidra de manzana a 1 taza de agua tibia.
  2. Mezcla bien y agrega miel al gusto si lo deseas.
  3. Sumerge un paño limpio en la solución y escúrrelo.
  4. Coloca la compresa en el área afectada y déjala reposar durante 15-20 minutos.
  5. Repite este proceso dos veces al día hasta que sientas alivio.

Ten en cuenta que si tienes la piel sensible, es posible que debas diluir más el vinagre de sidra de manzana con agua antes de usarlo para evitar una reacción alérgica o irritación en la piel. Si experimentas dolor severo, debes buscar atención médica.

©canva

6. Aceite de eucalipto

El aceite de eucalipto es conocido por sus propiedades antiinflamatorias y analgésicas que pueden ser útiles para aliviar el dolor en las articulaciones. Aquí te presento cómo usarlo:

Ingredientes:

  • Aceite esencial de eucalipto
  • Aceite portador (por ejemplo, aceite de coco o aceite de almendras)

Cómo usarlo:

  1. Mezcla unas gotas de aceite esencial de eucalipto con aceite portador en una proporción de 1:10 (una gota de aceite esencial por cada 10 gotas de aceite portador).
  2. Aplica la mezcla en la zona afectada y masajea suavemente.
  3. Repite el proceso dos o tres veces al día.

Es importante tener en cuenta que el aceite esencial de eucalipto no debe aplicarse directamente sobre la piel, ya que puede causar irritación. Es necesario diluirlo con un aceite portador antes de su uso. Además, es importante consultar con un médico antes de utilizar cualquier remedio casero para el dolor articular, especialmente si se está tomando algún tipo de medicación o se tienen otras condiciones médicas.

©canva

7. Masaje

El masaje es una técnica efectiva para reducir el dolor y la inflamación en las articulaciones. Puede hacerse en casa o con la ayuda de un masajista. No se necesitan ingredientes específicos, pero se puede utilizar aceite de masaje o una crema para ayudar a deslizar las manos sobre la piel. A continuación se presentan algunos pasos para hacer un masaje de articulaciones:

  1. Preparación:Siéntese en una silla o acuéstese en una superficie cómoda y coloque la parte del cuerpo con dolor en una posición que sea fácil de acceder. Si se va a utilizar aceite de masaje, aplíquelo en las manos y frote para calentar antes de comenzar.
  2. Frote suavemente:Comience frotando suavemente el área afectada con las manos. Este movimiento puede ayudar a calentar los músculos y mejorar la circulación sanguínea.
  3. Movimiento circular:Con los dedos, realice movimientos circulares en las articulaciones y áreas cercanas. Asegúrese de aplicar una presión suave, pero no dolorosa.
  4. Trabajando los músculos:Con los dedos, presione los músculos que rodean la articulación y muévalos suavemente hacia arriba y hacia abajo. También puede aplicar presión en los puntos de presión en la zona dolorida.
  5. Extensión y flexión:Lentamente, mueva la articulación hacia delante y hacia atrás, extendiendo y flexionando suavemente. Si siente dolor, deténgase inmediatamente.
  6. Finalización:Termine el masaje volviendo a frotar suavemente la zona dolorida con las manos. Asegúrese de no aplicar demasiada presión para evitar dañar la piel o el tejido muscular.

Es importante tener en cuenta que el masaje no es una cura para la artritis o cualquier otra afección médica. Sin embargo, puede ayudar a reducir la inflamación y el dolor, y mejorar la movilidad y la flexibilidad. Si experimenta dolor persistente, hinchazón o rigidez en las articulaciones, es importante que consulte con su médico para un diagnóstico y tratamiento adecuados.

©canva

8. Baño de sal Epsom

El baño de sal Epsom es un remedio popular para aliviar el dolor en las articulaciones y la artritis debido a sus propiedades antiinflamatorias y relajantes musculares. A continuación se detallan los ingredientes y cómo usarlo:

Ingredientes:

  • 1-2 tazas de sal de Epsom
  • Agua tibia

Cómo usarlo:

  1. Llene una bañera con agua tibia hasta que cubra las articulaciones doloridas.
  2. Agregue 1-2 tazas de sal de Epsom al agua y revuelva para disolverla.
  3. Sumérjase en el agua y remoje durante 20-30 minutos.
  4. Masajee suavemente las áreas doloridas mientras se sumerge en el agua.
  5. Después del baño, enjuague bien con agua limpia y seque con una toalla suave.

Se recomienda realizar este baño de sal Epsom una o dos veces por semana para obtener mejores resultados. Sin embargo, es importante consultar con un médico si el dolor persiste o empeora.

©canva

9. Infusión de hojas de ortiga

La infusión de hojas de ortiga es un remedio natural que puede ayudar a reducir el dolor de la artritis y las articulaciones debido a sus propiedades antiinflamatorias y analgésicas. Para prepararla, necesitarás:

Ingredientes:

  • 1 cucharada de hojas secas de ortiga
  • 1 taza de agua caliente

Cómo prepararla:

  1. Agrega las hojas secas de ortiga en una taza de agua caliente.
  2. Deja reposar durante 10-15 minutos.
  3. Cuela la infusión para separar las hojas de ortiga del líquido.
  4. Agrega miel o limón para endulzarla si lo deseas.

Cómo usarla:

  • Bebe una taza de infusión de hojas de ortiga una o dos veces al día para ayudar a reducir la inflamación y el dolor en las articulaciones. Es importante tener en cuenta que la ortiga puede interactuar con algunos medicamentos, así que consulta con tu médico antes de consumirla si estás tomando algún medicamento.

©canva

10. Ajo

El ajo es un ingrediente que puede ayudar a aliviar el dolor de la artritis y las articulaciones debido a sus propiedades antiinflamatorias y antioxidantes. Aquí te presento una forma de usar el ajo como remedio casero:

Ingredientes:

  • 3-4 dientes de ajo
  • 1 cucharada de aceite de oliva

Cómo usarla:

  1. Pela y machaca los dientes de ajo en un mortero.
  2. Agrega el aceite de oliva y mezcla bien.
  3. Calienta la mezcla a fuego lento en una sartén durante unos minutos.
  4. Deja enfriar la mezcla durante unos minutos.
  5. Aplica la mezcla en la zona afectada y masajea suavemente durante 5-10 minutos.
  6. Cubre la zona con un paño limpio y déjalo actuar durante 30 minutos.
  7. Lava la zona con agua tibia y sécala con una toalla limpia.

Puedes repetir este remedio casero dos veces al día para obtener mejores resultados. Además, también puedes incluir ajo en tus comidas diarias para obtener sus beneficios antiinflamatorios y antioxidantes de forma natural.

©canva

11. Aceite de oliva

El aceite de oliva es un ingrediente natural que puede ayudar a aliviar el dolor en las articulaciones debido a sus propiedades antiinflamatorias. Aquí te presento una opción de cómo usar el aceite de oliva para aliviar el dolor de la artritis y las articulaciones:

Ingredientes:

  • Aceite de oliva extra virgen

Cómo usarla:

  1. Calienta una pequeña cantidad de aceite de oliva en una cacerola o en el microondas.
  2. Aplica el aceite tibio en la zona afectada por el dolor.
  3. Masajea suavemente la zona durante unos minutos para ayudar a que el aceite penetre en la piel.
  4. Envuelve la zona con una toalla tibia para aumentar la efectividad del tratamiento.
  5. Déjalo actuar durante 30 minutos.
  6. Limpia la zona con agua tibia y sécala.

Puedes repetir este tratamiento una o dos veces al día para obtener mejores resultados. También puedes agregar aceite de oliva a tus comidas para aprovechar sus propiedades antiinflamatorias de forma interna.

©canva

12. Ejercicio

El ejercicio puede ser beneficioso para aliviar el dolor de la artritis y las articulaciones, pero es importante hacerlo con precaución y siguiendo las indicaciones del médico o fisioterapeuta. Algunos ejercicios recomendados son:

  1. Estiramientos:hacer estiramientos suaves puede ayudar a mejorar la flexibilidad y reducir el dolor en las articulaciones afectadas.
  2. Ejercicios de bajo impacto:nadar, caminar, andar en bicicleta estática o hacer yoga pueden ser opciones de ejercicios de bajo impacto que ayudan a fortalecer los músculos y reducir la rigidez articular.
  3. Entrenamiento de fuerza:el fortalecimiento de los músculos puede ayudar a reducir la carga en las articulaciones afectadas y mejorar la movilidad. Es importante trabajar con un fisioterapeuta para desarrollar un programa de entrenamiento de fuerza adecuado.
  4. Ejercicios de rango de movimiento:estos ejercicios pueden ayudar a mejorar la movilidad en las articulaciones afectadas.

Es importante recordar que los ejercicios deben ser adaptados a las necesidades individuales y realizados de manera gradual y progresiva para evitar lesiones.

©canva

13. Lino o linaza

El lino o la linaza pueden ser útiles para aliviar el dolor de la artritis y las articulaciones debido a su contenido de ácidos grasos omega-3 y compuestos antiinflamatorios. Aquí te dejo los ingredientes y cómo usarlo:

Ingredientes:

  • 1 cucharada de semillas de lino o linaza
  • 1 taza de agua caliente

Cómo usarla:

  1. Agrega la cucharada de semillas de lino o linaza a la taza de agua caliente.
  2. Remueve bien y deja reposar durante 15-20 minutos hasta que el agua adquiera una consistencia espesa similar a la de un gel.
  3. Aplica esta mezcla directamente en las áreas doloridas y masajea suavemente con movimientos circulares.
  4. Deja actuar durante 15-20 minutos y luego enjuaga con agua tibia.

Puedes realizar este proceso una o dos veces al día, según sea necesario. Además, también puedes agregar semillas de lino o linaza a tus comidas diarias para obtener los beneficios de los ácidos grasos omega-3 y otros nutrientes que contienen.

©canva

14. Cola de caballo

La cola de caballo es una planta medicinal que se ha utilizado tradicionalmente para tratar una variedad de dolencias, incluyendo el dolor articular asociado con la artritis. Contiene sílice, que ayuda en la formación de colágeno y otros componentes importantes del tejido conectivo. Aquí tienes cómo utilizar la cola de caballo para el dolor articular:

Ingredientes:

  • 1 cucharada de hojas secas de cola de caballo
  • 1 taza de agua caliente

Cómo usarla:

  1. Colocar las hojas secas de cola de caballo en una taza.
  2. Verter agua caliente sobre las hojas y dejar reposar durante 10 a 15 minutos.
  3. Colar la infusión y beberla mientras está caliente.
  4. Repetir este proceso dos veces al día, preferiblemente después de las comidas.

Además de beber la infusión, también puedes aplicar una compresa de cola de caballo directamente en la zona afectada. Para ello, sumerge un paño limpio en la infusión caliente y aplícalo sobre la articulación dolorida durante 15 a 20 minutos. Repite este proceso dos o tres veces al día, según sea necesario.

©canva

15. El romero

El romero es una hierba aromática que se ha utilizado durante mucho tiempo para tratar dolores articulares y musculares. Contiene ácido rosmarínico, un antioxidante con propiedades antiinflamatorias.

Para utilizar el romero para el dolor de la artritis y las articulaciones, se pueden seguir estos pasos:

Ingredientes:

  • 2 cucharadas de hojas de romero fresco
  • 1 taza de agua

Cómo usarla:

  1. Calienta el agua en una olla hasta que hierva.
  2. Agrega las hojas de romero fresco en la olla y deja hervir durante 5 minutos.
  3. Retira del fuego y deja enfriar por unos minutos.
  4. Cuela las hojas de romero y aplica el líquido en la zona afectada.
  5. Masajea suavemente durante unos minutos.
  6. Repite este proceso dos veces al día, según sea necesario.

También se puede hacer una infusión de romero y agregarla al baño de agua caliente para obtener un alivio generalizado del dolor muscular y articular. Sin embargo, es importante tener en cuenta que el romero no debe ser utilizado como sustituto de los tratamientos médicos convencionales y siempre se debe consultar con un profesional de la salud antes de usar cualquier remedio natural.

©canva

16. Aceite de pescado o semillas de linaza

Ambos el aceite de pescado y las semillas de linaza contienen ácidos grasos omega-3 que pueden ayudar a reducir la inflamación y aliviar el dolor de la artritis y las articulaciones.

Para el aceite de pescado necesitarás:

  • Aceite de pescado (cápsulas o líquido)
  • Agua

Cómo usarlo:

  • Si usas cápsulas de aceite de pescado, sigue las instrucciones del paquete para la dosis recomendada. Toma las cápsulas con un vaso de agua.
  • Si usas aceite de pescado líquido, mezcla 1 cucharadita en un vaso de agua. Bebe esta mezcla una vez al día.

Para las semillas de linaza necesitarás:

  • Semillas de linaza enteras o molidas
  • Agua

Cómo usarlo:

  • Si usas semillas de linaza enteras, tritura 1 cucharada de semillas en un molinillo de café o licuadora. Mezcla las semillas trituradas en un vaso de agua y déjalas reposar durante al menos 30 minutos para que las semillas liberen sus aceites. Luego bebe la mezcla.
  • Si usas semillas de linaza molidas, mezcla 1 cucharada de semillas molidas en un vaso de agua y bebe la mezcla. Las semillas de linaza molidas son más fáciles de digerir que las semillas enteras, por lo que es posible que desees comenzar con una pequeña cantidad y aumentar gradualmente la cantidad que consumes.

©canva

17. Apio

El apio es un vegetal rico en antioxidantes y compuestos antiinflamatorios, lo que lo convierte en un remedio natural útil para aliviar el dolor y la inflamación en las articulaciones.

Ingredientes:

  • 3 tallos de apio
  • 1 taza de agua

Cómo usarlo:

  1. Lave bien los tallos de apio y córtelos en trozos pequeños.
  2. Coloque los trozos de apio en una olla y añada una taza de agua.
  3. Lleve a ebullición y deje cocer durante unos 10 minutos.
  4. Deje enfriar el líquido resultante y cuélelo para separar los trozos de apio.
  5. Beba el líquido resultante 1 o 2 veces al día para aliviar el dolor y la inflamación en las articulaciones. Puede endulzar el líquido con miel o jugo de limón si lo desea.

También puede añadir apio a su dieta diaria en forma de ensaladas, sopas o jugos frescos para beneficiarse de sus propiedades antiinflamatorias. Sin embargo, si experimenta algún tipo de reacción alérgica al apio, debe evitar su consumo y consultar a su médico antes de utilizarlo como remedio natural.

©canva

18. Laurel

El laurel es una hierba con propiedades antiinflamatorias y analgésicas que pueden ayudar a aliviar el dolor de la artritis y las articulaciones. A continuación se detallan los ingredientes y cómo usar el laurel para tratar el dolor de la artritis y las articulaciones:

Ingredientes:

  • 10 hojas de laurel
  • 1 litro de agua

Cómo usarlo:

  1. En una olla, agregue el litro de agua y las hojas de laurel.
  2. Ponga a hervir durante 5 minutos y luego retire del fuego.
  3. Deje que la mezcla se enfríe y cuele las hojas de laurel.
  4. Vierta el líquido en un recipiente y sumerja un paño limpio en él.
  5. Escurra el paño y aplíquelo en las áreas dolorosas de las articulaciones.
  6. Deje actuar durante 15 minutos y luego retire el paño.
  7. Repita el proceso varias veces al día para obtener mejores resultados.

También puede agregar hojas de laurel en su cocina para disfrutar de sus propiedades antiinflamatorias y analgésicas.